Prevención del cáncer de cuello uterino ¿Cómo vamos en Colombia?

¿Sabías que el cancer de cuello uterino es de los pocos tipos de cancer prevenibles y tratables? Aún así este tipo de cáncer es una preocupación de salud pública en el mundo. Según datos oficiales de la Organización Mundial para la Salud (OMS), hasta el 2019, 108 000 mujeres fallecieron de cáncer cervical en Colombia.

En un anterior artículo hablamos sobre ¿Dónde se origina el cáncer de cuello uterino y cómo reconocerlo?, en el cual explicamos que la principal causa del cáncer de cuello uterino es la infección persistente por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite principalmente a través de relaciones sexuales. Un virus bastante común entre hombres y mujeres sexualmente activos [no confundir con VIH o VHS (herpes)].

Aunque en hombres puede no manifestarse, en algunos casos puede llevar al cáncer de pene o de ano. En mujeres, muchas veces no hay síntomas, y en la mayoría de los casos, el cuerpo elimina el virus. Sin embargo, en algunos casos, puede causar verrugas y, en situaciones más graves, desencadenar el cáncer de cuello uterino.

La prevención y detección temprana pueden marcar la diferencia

Prevención primaria

La vacunación contra el VPH es una herramienta clave en la prevención. El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) ha introducido la vacuna contra el VPH en el esquema nacional de vacunación, dirigida a niñas de 9 a 14 años. Esta medida busca reducir la incidencia de infecciones por VPH y, por ende, disminuir los casos de cáncer cervical en el futuro. Los últimos años, muchos países ampliaron incluyeron a niños en el esquema de vacunación.

Datos de vacunación en Colombia

Entre las niñas que cumplen 15 años en 2020, 3 de cada 10 han recibido su dosis final de vacunación contra el VPH. Eso quiere decir que mucho menos del 40% recibieron el esquema completo de vacunación. Este dato puede ser causa de la desinformación causada durante la pandemia de la COVID-19. Las vacunas salvan vidas y previenen enfermedades como el cancer de cuello uterino. Si eres mamá o papá no olvides completar los esquemas de vacunación de tus hijos o hijas.

Prevenir cancer de cuello uterino en Colombia
Fuente: WHO, Perfil del cáncer cervicouterino en Colombia 2021.

Prevención secundaria

Datos del cribado en Colombia

Además de la vacunación, el tamizaje y la detección temprana son esenciales. El Ministerio de Salud y Protección Social promueve la realización periódica de pruebas de Papanicolaou, que pueden identificar cambios celulares precancerosos antes de que se desarrollen en cáncer. 7 de cada 10 mujeres de 30 a 49 años se han sometido a pruebas de detección de cáncer cervicouterino en los últimos 5 años

Las mujeres colombianas, especialmente aquellas entre 25 y 65 años, son alentadas a someterse regularmente a este examen.

Prevenir cancer de cuello uterino
Fuente: WHO, Perfil del cáncer cervicouterino en Colombia 2021.

Prevención terciaria

Colombia cuenta con directrices nacionales sobre el tratamiento del cáncer de cuello uterino, pero es importante tratar las lesiones a tiempo. Si en el cribado (prevención secundaria) se detecta a la paciente el virus del VPH o células pre-cancerígenas es importante realizar un tratamiento.

La estrategia para eliminar el cancer de cuello uterino

Los objetivos de la Estrategia de Eliminación del Cáncer del Cuello Uterino de la OMS para 2030 implican:

  • 90% de las niñas han sido completamente vacunadas contra el VPH a los 15 años
  • 70% de las mujeres se han sometido a una prueba de detección de alto rendimiento a los 35 años y, de nuevo, a los 45 años
  • 90% de las mujeres a las que se ha diagnosticado enfermedad cervicouterina están en tratamiento

En Colombia, a pesar de estos esfuerzos, aún hay desafíos. El acceso a servicios de salud y la conciencia sobre la importancia de la prevención son áreas críticas a abordar; por ejemplo la importancia de la vacunación contra la VPH. La educación en salud sexual y reproductiva juega un papel crucial en la prevención del cáncer de cuello uterino, y es necesario continuar informando y concientizando a la población. Los datos oficiales respaldan la importancia de estas estrategias, pero el compromiso continuo de la sociedad es esencial para reducir aún más la carga de esta enfermedad. La prevención y detección temprana no solo salvan vidas, sino que también contribuyen a la construcción de una sociedad más saludable.

Ten presente que, en caso de que seas afiliado a AMI, cuentas con la posibilidad de hablar con nuestros profesionales de la salud acerca de este asunto. Ellos te asesorarán acerca de las vacunas disponibles para la prevención primaria. En situaciones de prevención secundaria, te guiarán hacia especialistas para llevar a cabo un Papanicolau.

¿No eres afiliado a AMI? ¡Comunícate con un asesor!

¿Qué es el cáncer de cuello uterino y cómo reconocerlo?
La mayoría de los cánceres cervicales son causados por el VPH, un …
Las mujeres y la salud
La salud femenina abarca distintos aspectos relacionados con el bienestar físico, mental …