¿Qué es el cáncer de cuello uterino y cómo reconocerlo?

La mayoría de los cánceres cervicales son causados por el VPH, un virus común de transmisión sexual que puede provocar infecciones. Es distinto al VIH y al VHS (herpes) y es bastante común entre hombres y mujeres sexualmente activos. En el caso de los hombres, este no llega a manifestarse; sin embargo, en algunos casos, puede producir cáncer de pene o de ano. En el caso de las mujeres, muchas que tienen el virus no presentan ningún síntoma y, en la mayoría de los casos, se suele eliminar el virus. Pero existen casos que pueden causar verrugas y, en el peor escenario, se presenta el cáncer de cuello uterino.

¿Dónde se origina el cáncer de cuello uterino?

El cuello del útero, es la parte inferior del útero (la matriz). En el cuerpo del útero (la parte superior) es el lugar donde se desarrolla un feto. Ambos están conectados y por este canal, es por donde nace un bebé. Los dos tipos principales de células que cubren el cuello, son las células escamosas (en el exocérvix) y las células glandulares (en elendocérvix). Hay un punto en el que estos tipos de células se encuentran y se llama: zona de transformación. La mayoría de los cánceres de cuello uterino se origina en esta zona (Fuente: American Cancer Society).

Reconocer cáncer de cuello uterino

Cáncer cervical

Síntomas del cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino en etapa temprana, usualmente no presentan síntomas. La mayoría de veces, los síntomas comienzan a presentarse en una etapa de precáncer (IB). Los síntomas más comunes son:

  • Sangrado vaginal anormal (no durante el ciclo menstrual)
  • Secreción vaginal inusual
  • Dolor pélvico
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Si presentas cualquiera de estos síntomas, debes consultar con tu médico de cabecera (incluso si te haces regularmente un Papanicolaou).

El cáncer de cuello uterino, si se detecta y trata a tiempo, no es potencialmente mortal. Por ello:

Es muy importante que te hagas la prueba de Papanicolau.

De esta manera se puede evitar que el cáncer entre a una etapa más avanzada y habrá mucha más probabilidad de tener un tratamiento eficaz.

Cómo prevenir cáncer de cuello uterino

Prevención primaria: Entre los 9 a 14 años, niñas y niños tienen un esquema de vacunación de contra el VPH

Prevención secundaria: A partir de los 21 años, y sobre todo cuando se empieza a tener relaciones sexuales, lo ideal es hacer la prueba una vez al año. Si tienes entre 30 a 65 años, es posible que puedas combinar una prueba de Papanicolau con la prueba del VPH.

Prevención terciaria: En caso de detectar células cancerígenas en el útero es importante recibir tratamiento y atención complementaria. Si el cancer es detectado a tiempo es posible tratarlo y curar las lesiones a tiempo.

Recuerda que si estás afiliado a AMI puedes platicar de este tema con nuestros médicos. Ellos te recomendarán sobre las vacunas que existen para la prevención primaria o, en el caso de prevención secundaria, te recomendarán especialistas para realizarte un screening/Papanicolau.